Búscalo pero no lo encontrarás: Derecho Civil Vasco sobre reclamaciones económicas tras la ruptura

Recientemente se ha publicado Medidas tras la ruptura de los progenitores en el Derecho Civil Vasco : una visión judicial donde he abordado la cuestión relativa a las posibles medidas judiciales respecto a los hijos menores de edad comunes como consecuencia de la ruptura de sus progenitores -casados o no-, tesitura en la que resultaba de plena aplicación la Ley del Parlamento Vasco 7/2015 integrante del Derecho Civil Vasco, en este caso, de Familia.

Centrado así el objeto de análisis de este primer trabajo, se imponía afrontar el estudio del resto de situaciones y controversias que pueden llegar plantearse tras la ruptura de una pareja -casada o no- y la respuesta judicial recibida en los Tribunales vascos. Me estoy refiriendo, en definitiva, al tratamiento jurisprudencial por parte de los Juzgados y Tribunales vascos en aplicación de una hipotética normativa propia sobre las posibles reclamaciones económicas entre los cónyuges tras la separación o divorcio matrimonial y entre convivientes tras la extinción de la pareja de hecho.

Sin considerar la disolución y liquidación del régimen económico de Comunicación Foral entre cónyuges, estas pretensiones podrían resultan ser de diversa índole:

a)- En el caso de cónyuges: Atribución del uso de la vivienda familiar no existiendo hijos comunes menores de edad, la pensión o prestación compensatoria asi como la compensación por trabajo en el hogar característico del régimen de Separación de Bienes.

b)- En el caso de convivientes de hecho: Atribución del uso de la vivienda familiar no existiendo hijos comunes menores de edad, la liquidación de bienes o patrimonios comunes asi como indemnizaciones y compensaciones económicas.

El enfoque de este segundo trabajo pretendía abordar TODAS estas cuestiones desde la óptica del Derecho Civil Vasco de Familia.

Ahora bien, la realidad es que, al contrario que en las situaciones contempladas en aquella mi primera obra, no se puede decir que TODAS las controversias judiciales que suscitan estas materias de carácter económico se puedan resolver judicialmente por los Juzgados vascos apoyándose únicamente en mecanismos normativos propios del Derecho Civil Vasco, de Familia.

Lo cierto es que únicamente resultaría de aplicación una única norma de Derecho Civil Vasco, la Ley del Parlamento Vasco 2/2003 de 7 de mayo de Parejas de Hecho que, por demás, quedaría constreñida a las controversias que pudieran surgir en una pareja de hecho debidamente inscrita en Registro por reclamaciones económicas derivadas de los acuerdos contenidos en pactos suscritos entre las partes al amparo de los Art. 5 (pactos privados) y 6 (cláusulas generales de adhesión) de la Ley 2/2003. Incluso yendo más allá, añadiríamos que no se ha vertido Jurisprudencia alguna por nuestros Tribunales en relación a estos preceptos.

De modo que, para resolver conflictos y controversias que pueden llegar plantearse entre cónyuges y convivientes, además de la aplicación de esta Ley en los casos en que asi procediera, quedan obligados los Tribunales vascos a recurrir a normas de Derecho Civil Común, particularmente del Código Civil asi como a la Jurisprudencia vertida por el Tribunal Supremo en su interpretación.

La conclusión es clara: se constata la inexistencia en Euskadi de una normativa omnicomprensiva e integral -al estilo de cómo ocurre en Catalunya, Navarra o Aragón- que aborde de manera global el conjunto de posibles conflictos (personales y económicos) de Derecho Civil de Familia que pueden llegar a plantearse tras la ruptura de un matrimonio o una pareja de hecho conformado por personas de vecindad civil vasca.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s